Singapura

Singapura

La personalidad del gato Singapura lo convierte en una gran mascota, ya que es muy gentil y cariñoso. Al mismo tiempo, este gato tiene un carácter brillante y enérgico; es muy curioso, inteligente y ágil. Los gatos Singapura son muy cariñosos con las personas; les encanta ser el centro de los acontecimientos y siempre aprovechan la oportunidad de pasar tiempo con su dueño y sentarse en su regazo.

Información de la Raza

OrigenSingapur
TamañoMachos 20-25 cm
Hembras 20-23 cm
PesoMachos 2-3 kg
Hembras 1,5-2,5 kg
Tipo de PielPelo corto
ColorSepia agutí (tono dorado-crema con una mezcla de rayas marrón oscuro en las orejas, la cabeza y la espalda)
Estilo de VidaEn el interior
Esperanza de Vida11-15 años
Clasificación FIFe–
Clasificación WCFGrupo 3: «Pelo corto» Designación de la raza – SIN
Clasificación TICASG
GrupoGatos de pelo corto, gatos de apartamento (gatos dóciles)
Precio$800-1500

Fotos de la Raza

Historia de Origen

El origen de la raza de gato de Singapur, también llamada gato Singapura, es bastante ambiguo. Un día, una pareja de criadores, Tommy y Hal Meadow, afirmaron que habían traído a Estados Unidos tres gatos callejeros de Singapur. Esto ocurrió en la década de 1970. La raza fue mostrada más tarde a la Asociación de Aficionados a los Gatos, que la reconoció oficialmente en 1982. Fue entonces cuando estos gatos empezaron a llamarse oficialmente gatos de Singapur.

A principios de los años 90, el Consejo de Desarrollo Turístico de Singapur cuestionó esta versión e inició una investigación sobre la historia del origen del gato Singapura. El motivo era que querían convertir esta raza en la mascota de la isla soberana del sudeste asiático. En el curso de esta investigación, resultó que los gatos que Tommy y Hal Meadows decían haber traído de Singapur habían sido llevados allí por la misma pareja antes desde Estados Unidos.

Según la segunda versión, se cree que el Singapura es una mezcla de gatos birmanos y abisinios, que fue criada en Estados Unidos. A pesar de la ambigüedad del origen de la raza, la Asociación de Aficionados a los Gatos ha mantenido el estatus de Singapura como una raza natural cuyo hogar es Singapur. El Consejo de Desarrollo Turístico de Singapur aún decidió utilizar al gato como mascota turística de la isla.

Apariencia

El Singapura es uno de los gatos domésticos más pequeños. El peso de un gato adulto no supera los 3 kg. A pesar de su pequeño tamaño, el cuerpo del gato es bastante musculoso. La naturaleza miniatura del gato Singapura no es la única característica física notable de la raza. También es conocido por sus grandes y expresivos ojos, sus grandes orejas y su coloración única. El pelaje corto y sedoso tiene un tono sepia agutí, que es el único color posible del Singapura. El sepia agutí es un tono dorado-crema con una mezcla de rayas marrón oscuro en las orejas, la cabeza y el lomo.

Personaje

La personalidad del gato Singapura lo convierte en una gran mascota, ya que es muy gentil y cariñoso. Al mismo tiempo, este gato tiene un carácter brillante y enérgico; es muy curioso, inteligente y ágil. Los gatos Singapura son muy cariñosos con las personas; les encanta ser el centro de los acontecimientos y siempre aprovechan la oportunidad de pasar tiempo con su dueño y sentarse en su regazo. Los gatos Singapura son increíblemente habladores, les encanta maullar a menudo sin una buena razón. Afortunadamente, sus voces suaves y dulces hacen que el maullido incesante de esta raza sea muy agradable.

Cuidado

Los gatos Singapura no requieren muchos cuidados, por lo que mantenerlos no supondrá muchos problemas. El Singapura necesita ser cepillado una vez a la semana. También hay que cortarle las garras regularmente, limpiarle las orejas de vez en cuando y limpiarle los ojos con un paño natural húmedo. Estas mascotas no necesitan ser bañadas a menudo; son bastante limpias y pueden mantenerse limpias por sí mismas. El Singapura necesita que se le cepillen los dientes a diario, lo que le ayudará a prevenir enfermedades bucales. Este gato debe mantenerse exclusivamente en casa para protegerlo de las enfermedades transmitidas por otros animales, de los ataques de los perros y de otros peligros.

Educación

Los gatos Singapura son increíblemente activos, y no necesitan ninguna motivación para moverse porque se la da la naturaleza. Lo principal es darles todas las oportunidades y condiciones para que liberen su energía en el exterior: una casa para trepar, juguetes interactivos y todo el espacio posible en el apartamento harán felices a estos gatos.

A estos inteligentes animales les encanta aprender. Además de aprender las normas básicas de la casa, se les puede enseñar algunos trucos y órdenes. Para que el adiestramiento sea interesante, el gato Singapura necesita que se le enseñe de forma lúdica. Al estar absorto, ni siquiera se dará cuenta de que le están intentando enseñar algo y disfrutará jugando.

Enfermedades Comunes

El gato Singapura es una raza generalmente sana, pero un problema que se ha descubierto recientemente es la deficiencia de piruvato quinasa. Se trata de un trastorno genético hereditario causado por la deficiencia de una enzima importante para el metabolismo energético de los glóbulos rojos y que provoca anemia hemolítica. Una prueba especial puede determinar la presencia de esta enfermedad. Afortunadamente, los gatos Singapura pueden llevar una vida normal con esta patología. Otras afecciones a las que es propenso el gato Singapura son la insuficiencia renal, el hipotiroidismo y la diabetes. Debido a su pequeño tamaño, las hembras de Singapura embarazadas suelen requerir una cesárea.

Nutrición

La nutrición es una parte importante del cuidado de un gato Singapura. Su dieta debe ser equilibrada y estar enriquecida con vitaminas y nutrientes. Al mismo tiempo, estos gatos no necesitan seguir una dieta, ya que no corren riesgo de obesidad.

En una dieta natural, la alimentación del gato debe consistir principalmente en carne magra: pavo, pollo, carne de vacuno magra. El menú del gato también puede variarse con cereales, verduras y, ocasionalmente, con productos de leche agria. Categóricamente no se recomienda ofrecer al gato Singapura carne de cerdo, salchichas ahumadas, pescado de agua dulce y dulces. También está permitido alimentar al gato con comida seca industrial y comida enlatada. Se recomienda elegir alimentos que estén compuestos por al menos un 30% de carne.