Fello.pet > Razas de Perros > Mastín Napolitano

Mastín Napolitano

Mastín Napolitano

A pesar de su imponente aspecto, el carácter del mastín napolitano es maleable pero en parte independiente. Necesita un dueño seguro de sí mismo y con una personalidad fuerte para educarlo adecuadamente. Se trata de un perro leal y amistoso que también desea afecto y atención. Es amable con los visitantes de la casa, pero al mismo tiempo es extremadamente cauteloso, ya que está listo en cualquier momento para empezar a proteger a su dueño.

Información de la Raza

Otro Nombre–
OrigenItalia
AlturaMachos 65-75 cm
Hembras 60-68 cm
Peso50-70 kg
PeloCorto
ColorNegro, azul, gris, caoba, isabella, tigre
Esperanza de Vida7-9 años
Clasificación FCIPerros tipo pinscher y schnauzer – Molosoides – Perros tipo montaña y boyeros suizos
GrupoPerros guardianes
PrecioDesde $1500

Fotos de la Raza

Historia de Origen

El mastín napolitano es conocido desde la antigüedad. La patria de esta raza es la majestuosa Italia, donde los perros se formaron hasta la actualidad. El mastín napolitano es descendiente directo de los perros de pelea que participaron en diversas batallas en la antigua Roma. Debido a su imponente aspecto y a su carácter robusto, los mastinos se utilizaban para defender fortalezas y casas en la antigüedad.

Sin duda, el mastín napolitano del pasado y del presente se parecen entre sí, pero no son iguales. No hay que pasar por alto el hecho de que la raza se mejoraba continuamente de año en año. Junto con las legiones romanas, los perros recorrieron el mundo, modificando y «construyendo» su historia de existencia.

En la antigüedad y en la Edad Media, la raza se utilizaba activamente como «ayudante de combate», guardián, custodio. El mastín, valiente y corajudo, es capaz de proteger y ser leal. Puede y debe esperarse que ayude al propietario en cualquier momento difícil.

Por desgracia, se sabe poco sobre cómo se desarrolló la raza en la antigüedad. La popularidad de la especie la trajo el periodista italiano Pietro Scanciani, que en 1946 visitó una exposición canina. Quedó increíblemente impresionado por la historia y el aspecto de la raza, y decidió dedicarle un artículo entero. En el futuro, Scanciani incluso participó en la preparación de la cría de un único tipo de raza de mastín napolitano. Se estudió un modelo de perro macho mediante una selección dirigida, a partir de la cual el registro canino internacional adoptó el estándar de la raza en 1949 y en 1956 por la Federación Cinológica Internacional (FCI). Ya en 1970, el mastín napolitano se hizo popular en Europa.

Apariencia

Es un perro brutal, macizo y de gran tamaño, con un esqueleto fuerte y extremidades más largas que la media. El mastín tiene un pelaje corto. El color varía entre gris, negro, algo medio entre pálido y beige, tigre, azul. La constitución del perro es fuerte y musculosa. El hocico cuadrado, así como la cabeza, tiene pliegues de diferentes grados y patrones. Las orejas son altas, colgantes y recortadas. La cola tiene forma de sable y es gruesa – posibles marcas blancas pronunciadas en las caderas, los dedos y el pecho.

Personaje

A pesar de su imponente aspecto, el carácter del mastín napolitano es maleable pero en parte independiente. Necesita un dueño seguro de sí mismo y con una personalidad fuerte para educarlo adecuadamente. Se trata de un perro leal y amistoso que también desea afecto y atención. Es amable con los visitantes de la casa, pero al mismo tiempo es extremadamente cauteloso, ya que está listo en cualquier momento para empezar a proteger a su dueño. Debido a su temperamento y origen es tolerante con los sentimientos desagradables y no tiene miedo. Por eso es excelente como guardián fiable para su hogar.

El mastín napolitano es excepcionalmente observador, y nada queda oculto a su mirada. El perro y los miembros de la familia forman un fuerte vínculo porque el mastín napolitano es un amigo que puede proteger fácilmente a toda la familia. Si hablamos de la actitud del mastín con los niños, es amistosa. Sin embargo, conviene prestar atención al tamaño de la raza para evitar situaciones desagradables con los niños pequeños. El nivel de agresividad y enfado hacia los perros con un adiestramiento adecuado es bajo. El perro está tranquilo si el propietario no se siente amenazado por nada.

Esta raza se adapta mejor a una casa que a un apartamento estándar. Es lógico que un nuevo miembro de la familia de este tamaño necesite espacio y lugar para moverse libremente. Además, el mastín napolitano tiene una estructura de hocico poco común con una salivación abundante y pronunciada. Esta es la causa de la dejadez al comer.

Cuidado

El mastín napolitano no es el perro más cómodo de cuidar. Es aconsejable peinarle, quitarle el exceso de subpelo, limpiarle las orejas y bañarle cada semana. Es fundamental elegir el champú adecuado para el pelaje y los pliegues del cuero cabelludo. Los pliegues propios de la raza deben limpiarse a diario para evitar enfermedades y la proliferación de bacterias, ya que el entorno húmedo es favorable para ellas. Se recomienda cortar las uñas 2-3 veces al mes.

Formación

En cuanto a la educación y el adiestramiento, el mastín no tiene ningún problema en particular. El perro es inteligente, tiene buena memoria y recordará exactamente lo que usted le exija. Sin embargo, ayudaría que usted fuera un dueño persistente, en este caso, para no recibir un animal absolutamente incontrolable. Es conveniente hacer saber a la mascota desde el principio quién manda aquí.

Considere el hecho de que el perro hará bien con comandos dirigidos a proteger o guardar algo. Para adiestrar a su mastín napolitano, necesita ganas, persistencia y el enfoque adecuado. Por supuesto, no olvide las golosinas con las que puede recompensar al perro por sus esfuerzos.

Enfermedades Comunes

La mascota de esta raza no sólo tiene un físico y una salud musculosos, sino que no es inmune a todo tipo de enfermedades. El mastín napolitano es propenso a este tipo de enfermedades:

  • la dermatitis plegada es una infección de la piel causada por la humedad atrapada en los pliegues de la piel;
  • displasia de cadera;
  • displasia de codo;
  • cardiomiopatía;
  • hipotiroidismo;
  • diversas formas de alergias y demodicosis;
  • si se alimenta de forma inadecuada y excesiva, tiene sobrepeso.

Nutrición

La alimentación de una raza tan grande requiere una dieta equilibrada y nutritiva con suficientes proteínas. No se exceda para no sobrealimentar a su mascota. Esto tendrá consecuencias perjudiciales en forma de deterioro de la actividad y la salud.