Bulldog americano

Además de ser un gran compañero, el bulldog americano está dominado por un sentido de superioridad sobre los demás. Por eso el perro no se lleva bien con otros animales. Sin embargo, si están familiarizados desde la infancia, el problema no debería surgir. Si el propietario no establece una relación adecuada con la mascota, entonces el bulldog americano se sentirá líder y por encima de él. No merece la pena adquirir esta raza si no se dedica el tiempo suficiente a su crianza.

Índice de contenidos

Información sobre las razas
Otro nombre
American boxbull
Origen
Estados Unidos
Altura
Machos 50-71 cm
Hembras 50-61 cm
Peso
30-40 kg
Pieles
Corto y brillante
Color
Blanco puro o blanco con colores pálidos, rojo o tigre
Vida útil
10-15 años
Clasificación ICF
Razas fuera de la clasificación de la FCI
Grupo
Perros de pelea
Precio
Desde $800

Fotos de la raza

Características de la raza

Intelecto
7/10
Energía
8/10
Salud
6/10
Vigilando
5/10
Amor por los niños
8/10
Atención
4/10
Nutrición fácil
7/10
Necesidades de formación
8/10
Tendencia a la formación
7/10
Mudanza
3/10
Comunicación
9/10
Ira
3/10

Historia del origen

La historia del bulldog americano se remonta al siglo XVIII. En aquella época, el rápido asentamiento de América fue rápido, y los colonos trajeron esta raza con ellos. Los lugareños se dedicaban a la cría de ganado, por lo que necesitaban guardias fuertes y poderosos. El bulldog americano era maravillosamente adecuado para esta función, pero también se utilizaba como cazador o pastor.

Tras la Segunda Guerra Mundial, la raza prácticamente desapareció, pero gracias a John Johnson, el bulldog americano sigue existiendo hoy en día. Recogió mascotas por todo el país para reanimar la población. Incluso existe una historia no confirmada de cómo dos cachorros de bulldog de un año salvaron la vida de su familia durante un incendio.

El bulldog americano ganó popularidad en toda Europa en la década de 1980. La gente se emocionó cuando se presentó la raza en una exposición. La fuerza, las impresionantes cualidades de trabajo y el aspecto se combinan armoniosamente en el bulldog americano.

Apariencia: altura, peso, pelaje, color

La singularidad de la raza reside en el hecho de que el bulldog americano ha mantenido su aspecto anterior a lo largo de su larga historia. La raza se divide en clásica y estándar. Los representantes del estándar son más elegantes y de tamaño algo menor. Los clásicos tienen una marcada musculatura y son más grandes.

La cabeza es amplia y fuerte. El mentón y las mejillas están bien definidos. Los dientes y la mandíbula son fuertes. La nariz es grande, con fosas nasales grandes. Los ojos son anchos, de forma redonda, y tienen un tinte marrón oscuro. Las orejas son altas, caídas y en forma de triángulo. El cuello del bulldog americano es corto y bastante macizo.

El pecho es amplio y el cuerpo es musculoso. Las extremidades son rectas y de longitud media. La cola es larga y se estrecha desde la base hasta el final. El pelaje es corto y brillante. El color es blanco puro o blanco con colores pálidos, rojo o tigre.

El personaje

Además de ser un gran compañero, el bulldog americano está dominado por un sentido de superioridad sobre los demás. Por eso el perro no se lleva bien con otros animales. Sin embargo, si están familiarizados desde la infancia, el problema no debería surgir. Si el propietario no establece una relación adecuada con la mascota, entonces el bulldog americano se sentirá líder y por encima de él. No merece la pena adquirir esta raza si no se dedica el tiempo suficiente a su crianza.

En general, los Bulldogs Americanos no son exigentes y son mascotas muy leales. Antiguamente, la principal vocación del bulldog era el trabajo agrícola, como acorralar al ganado y vigilar las casas de los granjeros. Hoy en día, no sólo están destinados a ser mascotas, sino que también son capaces de realizar otras tareas. Por ejemplo, para servir al Estado o como guardián doméstico. Los bulldogs americanos también participan en peleas y contra animales que pueden superar ampliamente su peso. Pero esto no significa que merezcan el estatus de perro asesino. Los bulldogs americanos siempre están dispuestos a defenderse a sí mismos y a su dueño.

Es necesario pensar en el proceso de adiestramiento y consultar con personas experimentadas si se adquiere la mascota para participar en este deporte. La mascota es estupenda con los niños, por lo que si se consigue equilibrar su personalidad dominante, se obtendrá un perro muy obediente. Pasear con el bulldog americano es un placer porque se caracteriza por un comportamiento tranquilo. Sin embargo, la raza tiene un alto umbral de excitabilidad al ruido. Esto le lleva a ladrar de forma constante y prolongada sin motivo.

Atención

El cuidado del bulldog americano es mínimamente sencillo. El pelo del perro es corto y grueso, por lo que debe ser peinado con un cepillo especial, sobre todo durante el periodo de muda. No se recomienda bañar al perro con frecuencia; basta con hacerlo una vez al mes. Es necesario utilizar champús especiales para prevenir las alergias cutáneas. Las uñas deben cortarse solas porque no siempre se afilan de forma natural. No hay que olvidar la higiene de las orejas y la boca.

Formación

Para el pequeño bulldog americano, el periodo de adaptación en el nuevo hogar es ya un poco estresante. Necesita acostumbrarse al nuevo entorno y a las personas que le rodean. La educación debe realizarse desde los primeros días. Preste atención al temperamento y a la personalidad del perro, pero no permita que sobrepase el límite. Si tu cachorro muerde o se comporta de forma imprevisible, y pasas por alto este punto, será difícil ser su figura de autoridad.

La socialización es la clave del adiestramiento. Deje que el bulldog americano pase mucho tiempo con otros perros. Si la mascota se adquiere como cazador o luchador, debe revisar cuidadosamente los puntos de adiestramiento y asegurarse de que la mascota no hace daño a los animales que le rodean.

Enfermedades comunes

El bulldog americano goza de buena salud. Este perro tolera fácilmente las condiciones climáticas adversas. Es importante mantener a su mascota alejada del sol durante periodos prolongados. Después de un paseo, inspeccione el pelaje y las orejas de su mascota en busca de irritaciones o plagas.

El bulldog americano es propenso a estas enfermedades:

  • alergias y enfermedades de la piel;
  • sordera;
  • displasia de codo y cadera; articulaciones;
  • entropión – el cambio de siglo.

Nutrición

La dieta del bulldog americano debe contener carne magra, verduras, cereales, hortalizas y productos lácteos. Si la actividad física aumenta, la ración debe ser más importante. La esperanza de vida y la salud de la mascota dependen directamente de la nutrición, por lo que no hay que olvidar los suplementos vitamínicos. No debe alimentar a su bulldog con golosinas o alimentos de su mesa. Es mejor establecer un horario de alimentación; esto ayudará a disciplinar a la mascota.